Agentes de ORCA acuden al rescate de Golondrina de Mar de Collar

with Sin Comentarios

Tras ser alertados desde un local comercial, los miembros de la organización acudieron en apoyo de una familia que había encontrado un ave problemas.

Una golondrina de mar de collar fue la sorpresa con la que se encontraron el día Viernes 09 de agosto agentes de la ONG tras acudir rápidamente a un llamado de emergencia desde el local comercial GANEM, en pleno centro de Iquique.

Desde ahí Johanna Contreras una de las trabajadoras se comunico vía telefónica con voluntarios de la ONG pues unos clientes habían encontrado una pequeña y tierna ave herida en la calle. Cabe destacar que esto no habría sido posible sin que don Roberto Yarur, Gerente de Operaciones de la tienda, autorizara a que se habilitara un teléfono y el ave pudiera ser resguardada en la zona de administración.

Una vez en el lugar, los voluntarios movieron al ave desde la caja de cartón donde se encontraba a una jaula plástica un poco mas amplia para ser trasladada a Centro de Rescate de la Municipalidad de Iquique (CMAR).

Ahí comenzó la odisea para el enfermo y sus nuevos amigos. Dominique Vicencio, voluntaria que participo del rescate recuerda “Llamamos mas de 25 veces a los números de emergencia que nos dieron hace algún tiempo en el CMAR y si bien contestaron, apenas hablábamos nos cortaban el teléfono”

Renato y Tomas fueron los rescatistas de Juan

Aun así, pensando en la integridad del ave, los voluntarios decidieron apersonarse en el lugar, mientras seguían insistiendo con llamadas telefónicas al CMAR y al SAG, quienes son las entidades que debieran prestar el auxilio a estos animales.

Al llegar al Ex-Estadio de Cavancha, sorprendentemente lo encontraron vacío y sin siquiera personal de seguridad. Por lo que el ave fue trasladada a la oficina de ORCA a la espera del día siguiente.

El día Sábado, en tres oportunidades intentaron entregar el ave, sin resultados favorables, incluso personal de seguridad municipal les indico que mejor la liberaran por que nadie se apersonaría pues era fin de semana. Por lo que en vista del franco deterioro del ejemplar y la necesidad urgente de contar con ayuda externa, se opto por un plan de emergencia, buscando información de cómo proceder en otras regiones e incluso fuera del país.

portada

Cuando la desesperanza ya era  evidente, vino el golpe de suerte. Juan Avalos quien trabajo en un programa de conservación que atendía estas aves, respondió el llamado de auxilio y oriento a los voluntarios como atender las necesidades básicas del ejemplar y dio las indicaciones fundamentales para la liberación en un lugar propicio. Esta información sumada al apoyo de biólogos y veterinarios de Santiago permitió establecer un nuevo plan de acción.

La golondrina, ya bautizada como “Juan Lujuan” fue rápidamente hidratada y alimentada según las indicaciones recibidas  y en vista de que su animo parecía mejorar y se le notaba más activa, se le traslado a Playa Blanca para ser liberada.

Ahí tras las despedidas de rigor y en medio de la noche para evitar que las luces de la ciudad la desorientaran nuevamente, los agentes de ORCA dieron el ultimo adiós a su nuevo amigo, quien tras sentir la arena en sus patas, no dudo en volar hacia la noche.

Zico Henriquez, director ejecutivo de la organización, pese a la alegría de la liberación explica “Esto pudo terminan muy mal. Acá fallaron todos los planes de emergencia pues los encargados de hacer el trabajo de rescate nunca están disponibles. Menos mal nuestro amigo Juan cayo en manos de una familia bondadosa, trabajadores comprometidos y un grupo de voluntarios que jamás lo dejarían morir sin intentarlo todo.”

En la misma línea declaro “¿Si fuera un lobo marino, o un animal más grande que habríamos hecho? ¿Dejarlo morir? Acá hay algo que no esta funcionando, y mas vale que lo arreglen o se retiren del medio.”

[thvideo]http://www.youtube.com/watch?v=6kRyq_9a3KU[/thvideo]

Deja un comentario