Chile bajo presión para legislar sobre tráfico ilegal de flora y fauna y cumplir con requisitos internacionales CITES

with Sin Comentarios

Se espera que durante el 2015 se apruebe el proyecto de ley que aplica esta convención, la cual le otorgaría respaldo legal a funcionarios en cuanto a sanciones y multas en casos de tráfico ilegal además de ayudarle a lograr un mejor manejo y defensa en contra del crimen ambiental organizado.

Este Lunes 29 de Septiembre, se realizó en el Ex Congreso Nacional el “Seminario CITES: oportunidades y desafíos para el comercio sustentable de flora y fauna,” que fue organizado por la Dirección de Medio Ambiente y Asuntos Marítimos del Ministerio de Relaciones Exteriores, junto a la Embajada de Estados Unidos en Chile.

CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) es un acuerdo multinacional que vela por regular el comercio internacional de especímenes de flora y fauna para que este no constituya una amenaza para su supervivencia. Hoy participan 180 países de los cinco continentes, incluyendo Estados Unidos, Japón y Francia.

Aunque Chile se suscribió a la convención en 1974, siendo el octavo país en hacerlo, hasta el día de hoy nos encontramos en la categoría 2 en relación al cumplimiento de la Convención, dado que no cumplimos con todos los requerimientos legales de aplicación nacional de dicho instrumento como para estar en la categoría 1 – la más alta. El plazo para cumplir con estos requerimientos y comenzar a legislar frente al comercio ilegal vence en Agosto del 2015, fecha límite que se ha alargado ya por 35 años.

Si la ley CITES no se aprueba en el 2015, Chile podría ser el cuarto país sancionado en la historia de la convención, dañando así nuestra reputación en cuanto a este tema. La sanción impediría la importación y exportación de especies CITES, afectando gravemente a comunidades indígenas que subsisten de este rubro, además de afectar nuestra evaluación de desempeño ambiental ante la OCDE.

La implementación de los requisitos en la ley también son importantes. Por su parte el señor Juan Carlos Vásquez, Oficial de Comunicaciones de la Secretaría CITES expresó, “Chile está en categoría 2 y sería triste que adoptara una ley y siguiera en categoría 2 por no cumplir con todos los requisitos.”

El huemul, guanaco, el alerce y la araucaria son sólo algunas de las especies nativas de Chile que están en grave peligro de extinción. Están en la categoría 1 del apéndice CITES, indicando que quedan menos de 900 ejemplares y su comercio está estrictamente prohibido, salvo en casos excepcionales cuando la importación es con fines no comerciales.

El tráfico ilegal de vida silvestre es un negocio multimillonario, recaudando montos que superan los 10 mil millones de dólares al año. Está cuarto en el ranking de los tráficos de la Global Financial Integrity, siguiendo de cerca al comercio de drogas, piratería, trata de personas y petróleo, respectivamente.

En el seminario estuvieron presentes también el Director Asistente para Asuntos Internacionales del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (US FWS), señor Brian Arroyo, el Jefe Subdepartamento de Vida Silvestre, Servicio Agrícola y Ganadero, señor Rafael Asenjo, la Presidenta de la Comisión de Agricultura de la Honorable Cámara de Diputados, Denise Pascal y representantes de los Ministerios de Agricultura, Medio Ambiente, Relaciones Exteriores y de la Embajada de Estados Unidos en Chile.

IMG_1749IMG_1750

El SAG montó una pequeña exhibición de artículos biológicos decomisados en nuestras fronteras. 

IMG_1746

De izquierda a derecha: Brian Arroyo, Director Asistente para Asuntos Internacionales del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos; Juan Carlos Vásquez, Oficial de Comunicaciones de la Secretaría CITES; Rafael Asenjo, Jefe Subdepartamento de Vida Silvestre, Servicio Agrícola y Ganadero.

Deja un comentario