El karma de los conservacionistas y las muertes en Pta. de Choros

with Sin Comentarios

Lobo marino Pta de Choros

“Sólo hay dos cosas infinitas, el Universo y la Estupidez Humana,

pero no estoy muy seguro de la primera” Albert Einstein

 

El problema de ser conservacionista, es que nos han dado una imagen de casi profetas del desastre, hagamos lo que hagamos siempre dicen que somos alarmistas, cuando la realidad es que siempre terminamos teniendo razón. 

Es nuestro deber hacer predicciones, basados en el estúpido comportamiento antropocentrista que vemos y lanzar estas predicciones como advertencias. Obviamente quien nos escucha, tras dos minutos de risas, nos desestima y olvida.

Por supuesto con el paso del tiempo, esto tiende a volverse profundamente frustrante. Muchísimo más aun cuando el trabajo y la experiencia acumulada en terreno a lo largo de los años, te sigue dando la razón.

Este 13 de Mayo se cumplió exactamente un año de cuando encontré junto a un grupo de voluntarios, más de 30 lobos marinos adultos muertos en la playa los Choros. La intervención humana era evidente. Ninguna autoridad quiso tomarnos en cuenta. No fue hasta que lanzamos fuertes declaraciones en la prensa y mostramos las crudas fotos que recogimos ese día, que aparecieron directores y funcionarios gubernamentales en terreno.

Entrevista TVN, edición Central por la matanza en Punta de Choros.  13 de Mayo del 2012

Tras un gran despliegue mediático, declaraciones de prensa pomposas y muchas amenazas de perseguir a los culpables, Sernapesca y fiscalía terminaron su espectáculo.

Nunca se investigo, jamás me llamaron a declarar y por si fuera poco, ni siquiera me confirmaron la recepción del DVD con el material grafico que les hice llegar, así como otras pruebas recolectadas en el lugar.

Tras esto, intentamos por todos los medios gestionar un proyecto preventivo que si bien, no podría asegurar que no volviera a pasar, al menos nos darían la opción de identificar a los culpables. Se investigo, se crearon proyectos y se nos prometió financiamiento para crear una red de voluntarios que mantendría una vigilancia civil en el lugar.

Jamás nada de esto se cumplió y como Casandra de Troya, vaticinamos que nueva matanza sucedería, pero otra vez fuimos ignorados.

Ahora 1 año después tenemos que lamentar la muerte de 600 patos guanay, 2 lobos marinos, 3 pingüinos y otros que nunca sabremos por que no llegaron a la orilla.

Mientras no tengamos una ciudadanía exigente y empoderada no existirán cambios. Debemos dotar a personas como Jan Van Dijk (secretario de MODEMA, ambientalista y por sobretodo vigilante de nuestro mar) de herramientas que les permitan prevenir estas calamidades.

No espero que esta vez las autoridades me escuchen. Para ser sincero nunca lo han hecho. 

Acá no se consiguen recompensas haciendo advertencias de ese tipo, acá se consiguen saqueando ecosistemas y sus habitantes.

 

 

 

7191515722_5c5c148c6a_b

Deja un comentario