En Chile también es negocio el salvaje tráfico de animales exóticos

with Sin Comentarios

El decomiso de un yacaré en San Bernardo el fin de semana no es una excepción, porque el tráfico de animales exóticos es un tentador negocio más común de lo pensado.

El 2010 en Antofagasta un mono tití pigmeo del Amazonas de 15 centímetros hizo noticia porque fue internado a Chile por un peruano en un bolsillo para venderlo a la mala.

El año pasado, en un puesto del terminal agropecuario de Iquique pillaron a un importador vendiendo sin permiso una boa constrictora de dos metros que bien alimentada podría superar los cuatro metros y comerse a su dueño.

También en el norte el 2009 en Arica cayó un barco proveniente de Perú con 20 guacamayos, 20 loros, 25 ardillas, 3 tucanes, 40 tortugas de tierra, 308 tortugas acuáticas de orejas amarillas y 11 caimanes.

Cuatro años antes, en la misma ciudad, personal de aduana y el OS-7 de Carabineros del complejo fronterizo de Chacalluta detuvo a otro peruano que entre medio de las puertas de su auto intentó meter dentro de unos calcetines a dos loros, cuatro boas y diez tortugas de tierra.

caza furtiva

Nueve de diez mueren

El encargado de recursos naturales de la región Metropolitana del SAG, Mario Gallardo, contó que para cuidar a los animalitos en 1975 Chile firmó el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre, que regula el comercio de especies amenazadas de fauna y flora silvestres y persigue su preservación.

El convenio dice que para ingresar uno de estos animales al país se debe contar con un certificado y los papeles donde se especifica el origen de la especie, y además se debe solicita una autorización de internación al SAG.

“Se calcula por cada animal que se vende de contrabando hay nueve que murieron, por eso hay que informar a la gente para que sepa que cuando vayan a comprar un animal en forma clandestina están siendo cómplices de la muerte de nueve más”, contó Mario.

– ¿Cuál ha sido el animal más raro que se ha internado a la mala?

– Mmm… más que vivos recuerdo casos de animales embalsamados. Hay personas que traen de sus viajes tristes recuerdos como manos de monos muertos que usan para rascarse la espalda, y han traído yacarés guaguitas embalsamados para centro de mesa con las manitos sujetando un cenicero.

caza furtiva

Cifras oscuras

Para Zico Henriquez director ejecutivo de la organización ORCA en Chile existe no existen datos exactos sobre el tráfico de animales, pues no es prioridad para los organismos competentes.

“Chile es un país que no se toma en serio el trafico de animales, por lo mismo es que la venta de loros choroy y otros siguen siendo pan de cada día pese a las leyes que los protegen. Es importante que mantengamos un seguimiento serio a las causas, y que por sobretodo eduquemos a la población, de lo contrario no veremos cambios en los próximos años” asegura Henriquez

Desde la organización aseguraron que para este año planean hacer charlas en distintos colegios para educar a las nuevas generaciones sobre este flagelo.

caza furtiva

Deja un comentario