Encuentran 18 vicuñas desolladas en las cercanías de Ollague

with Sin Comentarios

Un nuevo  caso de caza furtiva de vicuñas  fue  descubierto por pobladores de la localidad de Ollague, quienes denunciaron el hecho al Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, de la región de Antofagasta.

Según los denunciantes, alrededor de 10 cuerpos de vicuñas sin piel se encontraban en las cercanías del Salar de Alconcha, lo que dio paso a  una fiscalización sobre la ley de caza n° 19.473  por parte del SAG,  que  en compañía del Comité Ganadero de Ollague, recorrió el lugar encontrando 18 cuerpos de la especie desollados y con signos  atribuibles al accionar de cazadores furtivos.

La inspección comenzó  en Ollague  y terminó en el salar de Alconcha, sector que se caracteriza por ser una zona de pastoreo  natural que comparten las vicuñas (Vicugna, vicugna), junto a los camélidos domésticos. Fue en este lugar donde se descubrieron  los primeros cuerpos,  la mayoría de ellos correspondería a juveniles menores a un año de edad que habían sido despojados de su piel y cuya data de muerte correspondería  a un mes, esto según el  deplorable estado de conservación en el que se encontraban  producto del accionar de  zorros y aves carroñeras.

“Recibimos una denuncia en el Control Fronterizo de Ollague, la cual fue atendida de inmediato por nuestros inspectores, quienes descubrieron 18 cuerpos de vicuñas desollados, quedando en evidencia el accionar de cazadores furtivos, quienes  matan a estas especies  que se encuentran protegidas por la ley de caza n°19.473 , para obtener su piel  y venderla en el comercio ilegal”,  indicó la directora regional del SAG, Angélica Vivallo.

 

vicuña

 

ANTECEDENTES

La data de muerte de los ejemplares se aproxima a un mes, lo que dificultó determinar la causa de sus decesos. Sin embargo, la característica general de los cuerpos, según sus dimensiones, permitió establecer que se trata de ejemplares juveniles menores a un año.

Otro antecedente de relevancia en la descripción de este primer sector muestreado, es que se encontró la presencia de restos de charco de sangre seca, huellas humanas dispersas y una botella con restos de una bebida andina, compuesta por harina tostada de quínoa y agua (Ulpo de pito).

Dada las características de los restos de los  cuerpos de vicuña encontrados, así como los indicios del entorno, se pudo determinar que la causa de muerte de los ejemplares encontrados se debe a caza furtiva para extracción y comercialización de la piel y/o fibra.

CAZA FURTIVA

La vicuña es una especie que se encuentra  protegida en Chile por la Ley de Caza n° 19.473, administrada por el SAG, y que prohíbe la caza y captura en todo el territorio nacional. Además existen otras herramientas de orden internacional como  la Convención Internacional para el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre, CITES, entre otras.

“Hemos redoblado  los esfuerzos en la fiscalización de la caza furtiva de vicuñas junto a Carabineros y CONAF,  sobre todo en el sector del Salar de Tara, donde se registró el último hallazgo de un campamento de pieles de vicuña. Sin embargo, creemos que nuestra mayor  presencia en estos lugares alertó a los cazadores, quienes se han desplazado hacia el sector de Ollague para continuar con esta dañina  práctica”, señaló la directora regional del SAG, Angélica Vivallo.

En este sentido, para Zico Henriquez director ejecutivo de la organización ORCA Chile, una ONG especialista en trafico de especies protegidas, la situación es triste pero común.

“Nuestras policías están sobrepasadas para los delitos comunes, es imposible que sean capaces de enfrentar un tema como este. Lo que se requiere es dotar a Conaf, SAG, Sernapesca la capacidad de portar armamento y atribuciones legales que les permitan las mismas características que en otros países como África, Estados Unidos u otros, donde son considerados una policía más.” sentencio Henriquez.

Foto portada: Geri

Deja un comentario